La edad: Una tragedia que los hombres también lloran

Hombre llorando desesperadoEs normal ver a las mujeres luego de los 25 quitarse uno o dos años a la hora de confesar su edad. Con el paso de los años, no faltan las que se quitan de a diez años, pero en fin. Normal. Las mujeres suelen tener ese complejo con la edad y al parecer es socialmente aceptado.

Lo curioso, es que últimamente, los hombres también están preocupados, por no decir que perturbados, con ese tema de los años. No sé si es algo que pasa últimamente, o es algo que ha pasado toda la vida con ellos y lo escondían para hacerse los machotes, pero REcientemente los he visto llorar en los rincones lamentándose por estar a días de cumplir los 40 o por estar a meses de cumplir los 30, y en algún caso, por acabar de cumplir 45 y estar a solo cinco años de ser un adulto mayor.

Se ven al espejo y se lamentan de los cambios de su cuerpo. Lo que no se es que cosas revisan de sí mismos. No sé si lo que miran es si se le cayeron las tetas, pues lo más evidente del paso de los años de los hombres es que les crece la barriga si no son muy juiciosos con gym, pero eso no es un indicador de decadencia, es solo barriguita, que muchos la tienen desde los 20.

Actitud frente a una llegada inevitable

Frente a los años se debería tener una posición inteligente. O se asumen o se contrarrestan. Sí, así como lo leen. O asumimos que tenemos equis cantidad de años y dejamos que nos pasen sin clemencia, o tomamos la decisión de hacer algo al respecto, cómo hacernos más activos, hacer deporte, una dieta saludable y nutritiva,  y mejorar los hábitos, así tendremos la cantidad de años que inevitablemente tengamos, pero, aparentando considerablemente menos.

Ser razonable siempre será útil, pues aunque llevemos años comprando cremas antiarrugas, y haciendo ejercicio, y teniendo buenos hábitos, el implacable peso de los años, llegará.  Debemos ser conscientes de que todo lo que se hace es para que nuestra salud sea un poco mejor, y vernos un poco mejor también, mas no para detener milagrosamente el tiempo.

Sin embargo todo lo que hagamos ahora, que somos adultos medianamente jóvenes, nuestro cuerpo nos lo agradecerá en el futuro indiscutiblemente cercano, dándonos un poco menos de achaques que a nuestros contemporáneos que no mejoren hoy sus hábitos ni hagan nada por su salud.

Así que señores, tranquilos. Sabemos que es duro, pero créannos… los seguiremos amando y sobrevivirán así se les caigan las tetas.

¡Hasta pronto!

No olvides compartir y comentar si te gustó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s